< Volver atras

Una nube de brazos y piernas

  • 18/01/2014

Una nube de la que sobresalen brazos, piernas y ¡exclamaciones! es lo que suelen dibujar los humoristas para ilustrar una pelea en progreso, y eso es lo que me parece ver a estas alturas del debate sobre la concentración de medios en nuestro país. En la arena, un grupo editorial que posee el 78 % del mercado de prensa escrita frente a otro que posee el resto. Cerca del epicentro y con reverberaciones hasta las graderías, simpatizantes de una y otra posición, con argumentos inteligentes los menos y con insultos los más. Escribir sobre qué grupo tiene la razón sería agregarle un brazo al polvo. Aunque de alguna forma la diga al final de estas líneas, ¿qué diferencia puede hacer mi opinión?.
Quizá lo mejor sea hacer unas anotaciones al margen para quien pueda interesarse.

1. LA UTILIDAD PARA AMBOS. En el vaivén de la discusión ideológica a veces se olvida que estamos ante dos corporaciones en litigio. ¿Y qué rige principalmente a las empresas? Pues los resultados financieros. Aunque el buen gobierno corporativo exige respeto hacia todos los actores de la sociedad, el fin último de las personas jurídicas son las utilidades. Cuando ambos grupos se lanzaron tras la compra de EPENSA, quizá haya sido la misma pregunta la que imperó en ambos recintos: ¿cómo crezco en este negocio?. Catalogar a unos y a otros con las etiquetas cliché de la ideología –usted sabe cuáles son y en las redes abundan– es una simplificación que sopla carbones innecesariamente.

2. ¿ES LA INFLUENCIA? Nuestra sociedad cada vez se informa menos a través de las ediciones impresas y ve como artefactos cada vez más arcaicos esos pliegos que penden de los quioscos. Con generaciones cada vez más visuales, son Internet, TV (y hasta la radio) los medios donde el formato se adapta mejor a esta manera de absorber información. Es una pena para los soldados inteligentes de la pluma de largo aliento: la capacidad de influencia de los diarios es cada vez menor, a menos que ésta se traduzca en cuántas portadas se exhiben como afiches en los quioscos. Por lo tanto, quizá lo que esté en juego aquí –más que la capacidad de influencia directa a través de la opinión escrita– sea la capacidad de recibir anunciantes publicitarios.

3. LA FORMA PESA MÁS. Aparte de demostrar que somos un país presidencialista y con instituciones débiles (bastó una opinión de Ollanta Humala para que se desatara una tormenta), lo que dijo el presidente fue desafortunado no por el fondo, sino por la forma. Un jefe de estado tiene el derecho legítimo a dar su opinión –sobre todo en este tema–, pero sí debe dejar la sensación de que habrá una salida que no dependa de beneficios ni negociados políticos.

4. LOS SABIOS REUNIDOS. Intentar la fórmula del presidente (que el parlamento debata una solución) o la del juez constitucional puede abrirle la puerta a una desconfianza que nuestros políticos y el poder judicial se han ganado penosamente. Lo que está en juego aquí debe pensarse como solución a largo plazo (las participaciones de mercado siempre son coyunturales) y quizá deba ser encargada a una comisión sabia y creativa, de confianza razonable, que nos entregue una recomendación para una regulación integral, no solo de los medios de información sino de los oligopolios en general. Profesionales intachables tenemos. A veces me pregunto por qué no hacemos uso de ellos para temas que construyen sociedad.

5. LA CODICIA CAMPANTE. Existen ejemplos contraproducentes de cuando se ha creído que el mercado se podía regular sin que el Estado intervenga en su momento. Lo vemos con las combis que hacen infernal a nuestro tráfico y que nacieron en una coyuntura de liberalismo a discreción. Lo vimos con la crisis financiera mundial de hace pocos años. La codicia jamás debe ser el motor principal del emprendimiento. Todo mercado debe ser regulado con inteligencia: en este caso, no para castigar a los jugadores más innovadores, sino para garantizarle a cualquiera que tendrá la oportunidad de entrar a la cancha.


Warning: Missing argument 2 for types_render_field(), called in /home/gusrodpe/public_html/wp-content/themes/plattan-dev/single.php on line 215 and defined in /home/gusrodpe/public_html/wp-content/plugins/wp-types/embedded/frontend.php on line 85

Warning: Missing argument 2 for types_render_field(), called in /home/gusrodpe/public_html/wp-content/themes/plattan-dev/single.php on line 219 and defined in /home/gusrodpe/public_html/wp-content/plugins/wp-types/embedded/frontend.php on line 85

Warning: Missing argument 2 for types_render_field(), called in /home/gusrodpe/public_html/wp-content/themes/plattan-dev/single.php on line 223 and defined in /home/gusrodpe/public_html/wp-content/plugins/wp-types/embedded/frontend.php on line 85

Warning: Missing argument 2 for types_render_field(), called in /home/gusrodpe/public_html/wp-content/themes/plattan-dev/single.php on line 227 and defined in /home/gusrodpe/public_html/wp-content/plugins/wp-types/embedded/frontend.php on line 85

Suscríbete a estos artículos

Solo escribe tus datos y recibirás las actualizaciones de mis artículos y promociones exclusivas en contenidos descargables.