< Volver atras

ENTREVISTAS

“Cocinero en su tinta” se presentó en Madrid

  • 21/07/2012

A continuación, una entrevista que Yolanda Vaccaro le hace a Gustavo Rodríguez a raíz de la presentación en España de su novela. Para leerla en PDF, hacer clic aquí.

ENTREVISTA GUSTAVO RODRÍGUEZ- YOLANDA VACCARO-18-7-2012

...

Seguir leyendo...

El peruano que no sabía cocinar

Un reportaje de Diego Zúñiga (Revista Qué Pasa, Chile)

Escribió la primera novela acerca del boom gastronómico de Perú, “Cocinero en su tinta”, pero Gustavo Rodríguez no sabe preparar ni siquiera un aderezo. Tiene 43 años, además de escritor es un reconocido publicista y generó, sin querer, la última polémica que enfrentó a escritores y chefs en su país. Ésta es una novela que da hambre. Es decir, es una novela que no se debe leer a eso del mediodía. Porque lo que ocurre en esta historia -donde hay demasiados ceviches, demasiados anticuchos, demasiadas papas a la huancaína- es que te dan ganas de abandonar sus páginas e ir a un restaurante peruano y comer eso: ceviche, anticuchos, pescados.

Aunque tampoco es tan fácil soltarla. Cocinero en su tinta, la última novela del peruano Gustavo Rodríguez (43), tiene esa gracia; eso de leer y avanzar, sin pausas, en...

Seguir leyendo...

Un cotarro insólito de literatura, gastronomía y un largo etcétera

  • 12/02/2012

Entrevista de Sergio Llerena y fotos de Elías Alfageme (Revista Correo Semanal)

La revista Correo Semanal de Lima publicó en febrero de 2012 una entrevista a Gustavo Rodríguez con ocasión de la polémica accidental que acompañó la aparición de su novela “Cocinero en su tinta”.

Para leer la entrevista completa, haga clic en la parte 1 y la parte 2.

...

Seguir leyendo...

Hincándole el diente a una novela

Entrevista realizada por Enrique Planas (El Comercio).

A pesar de no saber cocinar, el autor puso a hervir las obsesiones gastronómicas de los peruanos con su nueva novela. Pero el libro es mucho más que una crónica de cocina. Se comenzó a hablar de ella antes de ser leída. Ahora, cuando los lectores ya le hincan el diente a “Cocinero en su tinta”, una tonta polémica se disuelve y las cosas empiezan a ponerse en su sitio. Muchos podrían pensar que Gustavo Rodríguez cosechó feliz la publicidad gratuita al lanzar su cuarta novela. Pero no. Más bien sintió una inquietud, el miedo de haberse convertido, por unos días, en personaje de farándula. “Temo que el recuerdo que se tenga de esta novela se haya contaminado”, me dice antes de comenzar esta entrevista. “Es una novela que escribí si...

Seguir leyendo...